La parvovirosis en los cachorros

Seguro que alguna vez has oído hablar sobre algún cachorro que ha tenido “parvo” o parvovirus, pero… ¿Qué es exactamente esta enfermedad?

 

¿Qué es la parvovirosis?

Se trata de una de las infecciones virales más comunes y graves en cachorros de perro y gato (en el caso del gato llamado panleucopenia). El parvovirus ataca las células de división rápida del organismo: intestino, médula ósea y células del sistema inmunitario. En hembras preñadas, la infección puede provocar defectos importantes o incluso la muerte de los cachorros en gestación.

 

¿Quiénes están en riesgo?

Esta enfermedad afecta sobretodo a cachorros, especialmente alrededor de los 4 meses de edad.

Las madres que han sido vacunadas correctamente transmiten los anticuerpos a sus crías a través de la leche. Estos anticuerpos confieren protección a los cachorros durante sus primeras semanas de vida (a la vez que pueden bloquear el efecto de las vacunas). Sin embargo después va disminuyendo dicha protección y es cuando los cachorros pueden infectarse. Por este motivo los programas vacunales incluyen varias inyecciones y debemos acudir al veterinario para que aplique el protocolo correcto y adecuado a cada individuo (personalizado). Durante ese tiempo, hay que mantener a los animales con buenas medidas higiénicas y evitar exposición a animales no vacunados o de origen desconocido.

La razón más común de los fallos vacunales es no completar correctamente el protocolo vacunal. Los cachorros se infectan a partir de otros animales o a través de personas que han estado, bien en contacto con otros animales infectados o en ambientes contaminados.

El virus puede sobrevivir y persistir en el ambiente. Para destruirlo se recomienda la limpieza con lejía diluida en agua (1 parte de lejía por 30 partes de agua), dejándola actuar 30 minutos sobre las superficies.

 

cachorro parvo

¿Cómo sabré si mi cachorro tiene parvovirosis?

Generalmente los primeros síntomas son la apatía, y pérdida de apetito; que suelen ir seguidos de vómitos y diarrea, a menudo sanguinolenta.

Sin embargo, hay que recordar que no todos los cachorros con estos síntomas tienen parvovirosis, ni todos los perros con parvovirosis presentan siempre el mismo cuadro. Ante la duda debemos acudir a nuestro veterinario para que nos guíe.

 

¿Qué se puede hacer una vez que el animal tiene la enfermedad?

  • Se trata de una enfermedad muy peligrosa para los cachorros, que pueden morir si no reciben el tratamiento adecuado.
  • Ante la sospecha de que tu mascota pueda padecerla lo mejor es que lo evalúe su veterinario cuanto antes, pues cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las probabilidades de éxito.
  • La mayoría de los pacientes necesitan hospitalización y cuidados intensivos.
  • El tratamiento en casa es menos efectivo, sobretodo si el paciente presenta vómitos y no quiere comer.

 

¿Cómo puedo evitar que mis mascotas contraigan la enfermedad?

La medida más importante es aplicar un protocolo de vacunación adecuado que evite periodos en los que el cachorro no esté bien protegido y minimice el riesgo de contagio, así como finalizarlo a la edad oportuna. Otros factores como una desparasitación correcta son también importantes para una buena protección. Vacunando correctamente podemos disminuir mucho la probabilidad de que la contraigan, o en caso de que se infecten, conseguir que la infección no sea tan grave.

Además, como prevención debemos evitar el contacto de los cachorros con animales no vacunados o de origen desconocido y ambientes contaminados hasta completar el programa de vacunación.

 

Mi cachorro ha tenido parvovirosis y acaba de recibir el alta hospitalaria. ¿Qué debo saber para cuidarlo en casa?

Generalmente cuando reciben el alta hospitalaria ya no suelen eliminar virus con las heces; pero sí pueden tener restos en el pelaje, por lo que se recomienda dar un baño antes de entrar en contacto con otros animales. Los otros animales que tengamos en casa, si han sido correctamente vacunados y tienen un buen sistema inmune, no estarán en riesgo de contraer la enfermedad.

Se debe continuar con la medicación prescrita por el veterinario, y la alimentación es fundamental.

Tras la recuperación es muy raro que queden secuelas a largo plazo. Los cachorros que se recuperan, en su gran mayoría tienen una recuperación completa y no se reinfectan durante el resto de sus vidas. No obstante, si observásemos cualquier anomalía deberemos consultar a nuestro veterinario.

Si continúas con dudas o necesitas más información contacta con nosotros , estaremos encantados de ayudarte

Comparte

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

Veterinario San Vicente

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar